Buscar
  • Carlos Marrero

Certificado de eficiencia energética y arquitectura sostenible

Certificado de eficiencia energética y arquitectura sostenible son dos conceptos que van de la mano y que cada vez tienen más fuerza en las reformas y nuevas obras. ¿Pero qué son y por qué son tan importantes? En este post quiero contarte en qué consiste cada una de ellas y cómo las integramos en nuestra obra o reforma en Las Palmas.





Eficiencia energética


Si hablamos de un edificio energéticamente eficiente se trata de aquel que minimiza el uso de las energías convencionales. La finalidad es reducir la demanda energética, producir in situ si es posible y hacer uso racional de la energía final requerida. Para lograrlo se usan ciertas técnicas y estrategias de diseño pasivo y de diseño activo. Cuando nos referimos a diseño pasivo se trata de aquella arquitectura que tiene en cuenta el clima y el contexto en el proceso de diseño y planificación de la obra y la vivienda. Estas acciones pueden ser:


  • Controlar la ventilación natural. El objetivo es permitir la renovación del aire y enfriar los espacios en verano. De igual modo, también controlar la ventilación en invierno, de manera que se permita mantener el aire limpio sin que afecte a la temperatura interior. Con esto reducimos considerablemente el uso de aires acondicionados.

  • Uso de materiales de la envolvente térmica o “piel” del edificio que permita, según sean las condiciones climáticas del entorno, aislar y/o acumular calor en invierno. Además, se debe procurar que esta envolvente sea lo más hermética posible, para evitar perdidas térmicas en invierno. Un buen uso de estos materiales en la piel del edificio nos ayudará a reducir los costos energéticos asociados a los sistemas de climatización.

  • Optimización en el uso de la radiación solar para calentar pasivamente los espacios en invierno y/o controlar el exceso de radiación en verano para evitar sobrecalentamiento. Esto implica reducción de energía requerida para calefaccionar o enfriar los espacios.

  • Las ganancias solares también nos permiten optimizar la iluminación natural para reducir la demanda energética de iluminación artificial.

  • Usar artefactos de alta eficiencia energética en iluminación y línea blanca, que nos permitan ahorrar energía. Si bien estos aspectos no son parte del diseño pasivo como tal, se puede asumir que la elección de estos artefactos, necesarios para nuestra habitabilidad y confort, pueden hacer una significativa reducción de la demanda energética.




Por otro lado, entendemos por diseño activo el uso de tecnologías asociadas a las energías renovables no convencionales (ERNC) para la generación de energía en la edificación. Esto significa poder generar energía térmica y/o eléctrica a través de paneles fotovoltaicos, paneles solares térmicos, turbinas eólicas, geotermia, etc. a partir de los recursos naturales disponibles en el lugar (radiación solar, vientos, agua, biomasa, etc.).


Arquitectura sostenible


Si hablamos de arquitectura sostenible, nos referimos a aquella que tiene en cuenta el medio ambiente y que valora la eficiencia de los materiales y de la estructura de construcción, los procesos de edificación, el urbanismo y el impacto que los edificios tienen en la naturaleza y en la sociedad. Con ella pretendemos fomentar la eficiencia energética para que las edificaciones no generen un gasto innecesario de energía, aprovechen los recursos de su entorno para el funcionamiento de sus sistemas y no tengan ningún impacto en el medio ambiente.


¿Cómo podemos lograrlo? Además de aplicar las técnicas y herramientas de la eficiencia energética, vamos a garantizar el máximo nivel de bienestar y desarrollo de los ciudadanos, posibilitando igualmente el mayor grado de bienestar y desarrollo de las generaciones venideras, y su máxima integración en los ciclos vitales de la Naturaleza. Para ello, nos basamos en cinco pilares:


  • Optimizar recursos y materiales

  • Disminuir el consumo energético y usar de energías renovables

  • Disminuir residuos y emisiones

  • Disminución del mantenimiento, explotación y uso de los edificios

  • Aumento de la calidad de vida de los integrantes de la unidad familiar

En cuanto a los materiales, trataremos de usar aquellos que sean naturales, reciclados, uso de materiales y recursos duraderos, eficiencia en el proceso de construcción, grado de utilización de fuentes de energía naturales mediante el diseño del propio edificio y su entorno y el grado de utilización de fuentes de energía naturales mediante dispositivos tecnológicos.


De igual modo, se realizará un estudio para determinar y disminuir las emisiones nocivas para el medio ambiente y las emisiones nocivas para la salud.


En definitiva, lo que como arquitecto voy a realizar, es un estudio de la vivienda o edificio a reformar o de obra nueva, para aplicar los principios de eficiencia energética y arquitectura sostenible. Con esto no solo pretendo lograr una mejora para el medio ambiente, si no también mejorar tu calidad de vida en tu hogar. Porque, ¿dónde estamos mejor que en casa?


Recuerda que te acompañaré durante todo el proceso de obra o reforma de tu hogar, en el trámite de documentos, elección de materiales, etc. Juntos, haremos tu sueño realidad. ¿Hablamos?

67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo